Oasis – Lord don´t slow me down

Take me to the place where you go / Where nobody knows / If its night or day / Please don’t put your life in the hands / Of a Rock n Roll band / Who’ll throw it all away.
Noel Gallagher

Lord Don’t Slow Me Down es un racconto de la gira del álbum Don’t Believe The Truth, que comenzó en mayo de 2005 y terminó en marzo de 2006. Fue dirigido por Baillie Walsh y consiguió ventas de platino en Reino Unido en formato DVD.

Desde lo cinematográfico consigue, a través de una economía de recursos, contar una historia con rasgos de documental de banda de rock. También tiene elementos de road movie porque posee numerosas escenas en las que se transforma en una película de ruta y encierro. Queda el agobio de pensar que los Oasis sólo veían la luz del día cuando salían a tocar. Es una película de espacios cerrados, de lugares que se presienten como feos (Los Ángeles) y se descubren como feos desde la ventana del vehículo.

En ese sentido, la inclusión del blanco y negro es apropiada porque es un relato que habla del agotamiento y desde la percepción de un paisaje que sólo se puede ver desde la ventana de una combi o desde la ventana de un hotel. La introducción dosificada del color es para: ahora se viene lo psicodélico o para relatar uno de los únicos momentos de alegría y disfrute de la vida al aire libre en toda la gira que es un paseo en lancha.

La narración se monta sobre los shows de la gira y es narrada en off por los Oasis, la descripción de los propios recitales es riquísima porque da testimonio de lo que ellos registran del momento. A veces se quedan varados en detalles como el hombre que hace señas para sordos o el pogo de sus fans y la alegría del disfrute.

Su relación con la prensa queda al descubierto en ideas como: Ellos me tienen miedo, yo me canso, es la receta para el aburrimiento. La narración es fiel a la consigna y los muestra, desde Astorga hasta Los Ángeles, contestando las mismas preguntas. Cuando en Japón se topan con interrogantes tan conceptuales como: ¿Qué estación sos? La primera asociación que se les viene a la cabeza, en una charla interna, son estaciones del metro londinense como Picadilly.

También queda expuesto el vínculo que supieron tener con la prensa de rock británica. Queda claro que, si a un grupo grande lo llaman para ir a retirar un premio, es porque lo ganó. Mientras que si se trata de un grupo chico tiene que ir o ir, y cuando habla de grupos chicos se refiere a Block Party, Pete Doherty y Franz Ferdinand.

We see things they’ll never see / You and I are gonna live forever / We’re gonna live forever / Gonna live forever / Live forever / Forever.
Noel Gallagher

Van relatando la observación de los teloneros. Al espacio más grande se lo lleva Kassabian. Incluso en una entrevista, Noel, en presencia de Liam, elogia a Tom Meighan como vocalista y se pregunta por qué su hermano es considerado el mejor vocalista de su generación. Lo que se responde es que esto sucede porque tiene tras sí al mejor compositor de su generación.

Sorprende lo rendidora que es en vivo una canción como Don´t look back in anger. No es Wonderwall y no tiene que serlo pero funciona igual a lo largo del planeta.

El resto es la diversión de los tópicos: la monotonía de la lista repetida, Mick Jagger y sus movimientos, la vida tecnológicamente resuelta de un Bono, la gordura de Elvis Presley, ese raro hooligan brit al que ven como el típico seguidor de Oasis, las partidas de Ludo Matic por una libra, las inyecciones de vitamina C, el fútbol y las postales de ciudades opacas que no tienen nada que ofrecer.

Queda la tristeza del paso del tiempo en la gira contado a través de la sucesión de los cumpleaños itinerantes animados por enanos. Y la certeza final de que no iban a llegar a tener tanta vida como los Stones.

La canción que da título al film fue escrita por Noel Gallagher, y grabada durante las sesiones de Don’t Believe The Truth. Para él es una de las mejores canciones que compuso. Dice que es un mix de The Who, The Yarbirds y The Jeff Beck Group. Además, su novia consideraba que era la única canción de los Oasis que se podía bailar.
La versión que recorrió el mundo estaba acompañada por un DVD con el concierto que los Oasis dieron en el Manchester City Eastlands Stadium del año 2005.

Claro, fue antes de que el desastre final se desatara, antes de que las distancias entre los Gallagher fueran irreconciliables. En la película ya marcaban diferencias pero todavía recordaban el día que la madre los vistió con la misma ropa.

Se proyectó en cine en numerosos festivales pero, como estaba pensada para circular en DVD, no tuvo distribución en salas.

Quienes quieran comprarlo recibirán dos DVD:

Disco 1: Película documental de la gira, en stereo y sonido surround, audio con comentarios de los miembros de la banda y entrevista de la Q&A a Noel Gallagher, y sus con los fans.
Disco 2
Oasis en directo desde el City Of Manchester Stadium, 2 de julio de 2005.

Por Laura Alejandra Bravo
…………………………………………………………………………………………..

52 ideas en “Oasis – Lord don´t slow me down

  1. Pingback: matt
  2. Pingback: gabriel

Deja un comentario