Flame y Citron (Ole Christian Madsen)

¿Recuerdas cuando llegaron?
¿Recuerdas el 9 de abril?
Flame

La acción arranca en Copenhague en Mayo de 1944. Flame y Citron forman parte de un grupo de resistencia armada contra la ocupación nazi. Ambos comparten el desprecio hacia sus connacionales que unieron fuerzas a los alemanes, los daneses agazapados que esperaron a que el ejército hitleriano hiciera pie en territorio danés para confesar su germanofilia.

Flame cuenta con una gran destreza para cumplir con sus objetivos. Entra en la escena en la que llevará a cabo un asesinato y sale como si nada hubiera sucedido. Citron tiene otro temperamento, la eficacia de su trabajo consiste en estar siempre alerta entonces toma pastillas y alcohol para no dormir. El grupo de la resistencia es heterogéneo y está comandado por un tal Winther, abogado, que dice recibir órdenes de los ingleses.

En una celebración de metas cumplidas Flame conocerá a Ketty Selmer quien dice ser fotógrafa de modas. Comienza a seguirla, entra en un hotel de alemanes donde Ketty vive. Ella se defiende diciendo que trabajan para un mismo bando y comienza entre los dos un juego de seducción.

Cuando llega la orden de matar a una mujer Flame se resiste, lo intentó antes pero se orinó encima. La mujer aseguró no ser una informante sino una amante traicionada y Flame le creyó, pocos días más tarde había entregado a sendos compañeros. Citron decide tomar la posta pero no puede, nunca antes había matado a nadie. Flame completa la ejecución.

Ésa es la primera muerte de una seguidilla de tres asesinatos. El segundo blanco es Gilbert quien domina a la perfección la psicología de sus adversarios al punto de plantear a Flame que la guerra no hace nada por los neuróticos. Cuando Flame se para a dispararle, Gilbert comienza a rezar el Padrenuestro y Flame se va.

El tercer objetivo es un soldado entrenado que esquiva el ataque y hiere a Flame. Winther no está conforme, Hoffman, su superior reclama unos documentos que Flame olvidó en casa de Gilbert.

Flame tiene una casa con caseros amigos y un ambiente acogedor. Citron tiene una familia que se despedaza y a la que mantiene con una confitura hojaldrada haciendo las veces de torta de cumpleaños para la hija. Citron trata de inducirlas a que viajen donde se encuentra la segunda resistencia, en Estocolmo, la esposa cree que no es tan simple, que Citron no está hecho para el matrimonio.

Mientras tanto el valor de la recompensa de Flame sube, la desesperación de Citron se incentiva y las mesas de negociación son las que determinan a quién se puede o no matar. La certeza de que hay un infiltrado en la resistencia va cobrando color, la Gestapo asesinó a tres compañeros. Hay escenas cortadas por otras en blanco y negro en las que se ve el avance de los alemanes sobre Copenhague.

Flame invita a cenar a Ketty por su cumpleaños, en la cena le cuenta acerca de una chica judía a la que protegía cuando estudiaba para cheff. Ketty le sugiere que cubra sus cabellos rojos, le confiesa su pasado de bailarina y el alivio que sintió con la guerra que le permitió hacer algo útil. Tienen sexo, pero está impregnado de la realidad que están viviendo. Ketty le pide que no mezclen sus vidas privadas con la guerra.

Pronto llegará a Flame la orden de matar a Ketty, se dice que es un doble agente, que Hoffman la acorraló y ella lo confesó todo. Flame va a su departamento y encuentra un dibujo de su rostro, la mujer le dice que es él quien está confundido, que lo dibujó porque lo extrañaba, que los británicos nunca aceptaron a Winther quien, en realidad, fue socio de Gilbert. Lo describe como un estratega de poca monta que está borrando sus propias huellas.

De aquí en más, la historia que se planteaba como un film de resistencia en tiempos de guerra, se transforma en un film negro, lleno de persecuciones y ejecuciones. Ketty traiciona a Flame y le da una información errada. Los muertos son inocentes, entre ellos hay un niño y Citron apenas puede soportarlo. La mujer le deja una carta, no hay explicaciones, dice que ha sido descubierta e irá a Estocolmo que es vista como el paraíso deseado.

Flame y Citron saben que lo único que pueden hacer para que su misión tenga sentido es matar a Hoffman pero, son interceptados y huyen. Citron con increíble valor, enfrenta la muerte en un hospital de campaña. Flame su suicida al saberse rodeado. ¿Adónde iremos cuando todo esto haya terminado? dice la postrera carta de Flame a Ketty.

Impecables actuaciones. Excepcionales planos del cabello de Flame flotando entre el gris y el negro de la ciudad y entre el verde seco del campo. Brillantes actuaciones. Hermoso e imperceptible trabajo de fotografía.

Por Laura Alejandra Bravo

………………………………………………………………………………………………………..

67 ideas en “Flame y Citron (Ole Christian Madsen)

  1. Pingback: philip
  2. Pingback: lance
  3. Pingback: jim
  4. Pingback: donald
  5. Pingback: harvey
  6. Pingback: Homer
  7. Pingback: Raul
  8. Pingback: julio
  9. Pingback: Thomas
  10. Pingback: marshall
  11. Pingback: Homer
  12. Pingback: hubert
  13. Pingback: Ricardo
  14. Pingback: herbert
  15. Pingback: carlos
  16. Pingback: Micheal
  17. Pingback: Mario

Deja un comentario